La cara y la cruz de una mañana cualquiera en el sendero del Carrascón

Si el pasado fin de semana los infatigables amigos del club de piragüismo ‘San Fernando Kayak’, dejaban los caños de la zona próxima al Carrascón, limpios como una patena, hoy miércoles pude comprobar la pertinaz e insistente falta de civismo de alguno de mis paisanos, cuando tras la hermosa contemplación del amanecer cañailla desde el Zaporito, observé un pequeño vehículo de juguete sobre el lecho fangoso del mencionado caño que da nombre al sendero que discurre paralelo a la Ronda del Estero hasta el Club Náutico de Gallineras.

Sin duda alguna quienes así desprecian nuestro entorno, además de merecer nuestro rechazo y reprobación, hacen un flaco favor a la imagen que puedan dar ante aquellos turistas y caminantes que nos visitan, buscando el casi siempre mal promocionado espacio natural que nos rodea.

Amanecer en el Carrascón
Amanecer en el Carrascón

 

Bajamar en el C.N. Gallineras
Bajamar en el C.N. Gallineras

Nota: Las tres primeras fotos, las hice esta misma mañana con mi móvil, mientras la de la bajamar en el C.N. de Gallineras, la tomé hace unas semanas también con el mismo teléfono.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies