Lucía, una niña de 8 años natural de Andújar, ha regalado al Hospital Alto Guadalquivir seis de los cuadros que ha realizado en las clases de pintura que recibe a través de la Asociación Namasté.

La pequeña trasladó a sus padres y a su profesora su expreso deseo de hacer llegar dichas obras al centro hospitalario de su municipio con el objetivo de “alegrar la vida de los niños y las niñas que tienen que estar ingresados alguna vez”.

Las obras están realizadas al óleo y representan un gran ramo de flores, una jirafa, un arcoíris, un paisaje, el fondo del mar y una sirena, todas ellas muy coloridas, buscando “dar color a un sitio tan triste como puede ser un hospital”, según palabras de la propia Lucía.

Los seis cuadros se han instalado en la zona materno-infantil del Hospital Alto Guadalquivir, así como en las Urgencias infantiles, humanizando con ello dichas instalaciones.

Tanto el titular como el contenido de esta noticia, están extraídos de la nota de prensa publicada en la web oficial del Servicio Andaluz de Salud y puedes acceder a su contenido completo clickeando con el ratón AQUI

Share