Que sean otros los que se arriesguen en esta Navidad 2020 de obligado cumplimiento

Foto Que sean otros los que se arriesguen en esta Navidad 2020 de obligado cumplimiento
Que sean otros los que se arriesguen en esta Navidad 2020 de obligado cumplimiento

En un año sin poder celebrar onomásticas, cumpleaños, aniversarios, comuniones, bodas, graduaciones y otros felices momentos personales o familiares, en un año que sufrimos el doloroso duelo en nuestros domicilios privados de poder despedir a familiares, amigos, compañeros, vecinos y conocidos, parece ser que la Navidad es un evento de obligado cumplimiento, pero no para darnos besos y abrazos, o divertirnos y bailar felices con los que mas queremos, la obligatoriedad parece ser que es para salir y consumir compulsivamente, pero eso sí con apelaciones a la “responsabilidad personal”.

No me cabe la menor duda, de que la simple idea de poder salir de casa con más o menos restricciones en estos pandémicos momentos, es un tentadora oferta difícil de rechazar, máxime cuando las mayores y mas incisivas presiones van a provenir de familiares y amigos, allegados o no. Pero yo lo tengo claro, pues por mi edad ya jubilado y siendo tanto mi querida Mayte como yo, integrantes de los denominados grupos de riesgo, voy a procurar que sean otros los que se arriesguen en esta Navidad de obligado cumplimiento, saliendo lo estrictamente necesario para las compras básicas cerca de casa y en horarios a ser posible en el que los demás están ocupados en otros quehaceres, marcando en un intenso rojo como el de la sangre que corre por mis venas, para reunirme junto a mi esposa, con mis hijos, nueras y nieto, el próximo día 24 al mediodía y disfrutar con ellos al menos de una agradable y familiar comida, disponiendo todo lo necesario para protegernos debidamente del infecto coronavirus.

Share