Mariscada de joven pareja portadoras de bebés en las orillas cañaillas de la Bahía de Cádiz

Las cigüeñas son junto a los flamencos, las más impresionantes aves que podemos encontrar fácilmente en el termino municipal de San Fernando, las primeras en prominentes y sobresalientes ubicaciones de los edificios de la ciudad o incluso las altas torres del tendido eléctrico, mientras que los segundos tendremos que buscarlos en los caños y esteros que rodean el núcleo urbano y pertenecientes al Parque Natural de la Bahía de Cádiz.

Aunque a las cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) que hoy encontré mariscando y alimentándose por las orillas cañaillas de la Bahía de Cádiz, siempre se las relaciona con la llegada de recién nacidos a los hogares humanos, creo que influenciado quizás, por el carácter monógamo de las mismas, que les lleva a convivir con una única pareja a lo largo de toda su vida, mi sentir cañailla siempre las ha relacionado con el flamenco tanto en lo animal como en lo artístico.

Los que me conocen, siempre me habrán escuchado decir de forma jocosa, que los verdaderos  flamencos de La Isla, los encontrarás por los senderos que surcan el mar de caños y esteros que rodean nuestra ciudad donde además podrán oír los zapateaos dignos de la mismísima Sara Baras gracias al “crotoreo” de las cigüeñas, que no es otra cosa que el sonido característico de estas aves para comunicarse entre ellas.

Es por ello que hoy con el pequeño video quiero rendir mi publica admiración por la naturaleza, la Bahía de Cádiz, La Isla, la natalidad, la amorosa convivencia para toda la vida y sobre todo a mis flamencos de La Isla y fuera de ella, en especial para mi admirada Sara Baras y sus “pataitas”, de la que espero que no se enfade por la comparación que de su melódico taconeo hice con el crotoreo.

Share