En un juzgado jerezano de la Audiencia Provincial de Cádiz, un individuo de 45 años que practicaba boxeo y karate cuando ocurrieron los hechos juzgados, ha sido condenado a doce años y medio de cárcel por matar en 2019 a la propietaria de una finca de Algar (Cádiz), en la que trabajaba como jardinero

La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Cádiz, con sede en Jerez de la Frontera, ha condenado a doce años, seis meses y un día de cárcel, al varón acusado de matar en julio del año 2019 a la propietaria de la finca de la localidad gaditana de Algar donde el condenado realizaba trabajos de jardinería y mantenimiento.

Tras el veredicto de culpabilidad emitido la semana pasada por un jurado popular, la Audiencia condena al acusado a doce años y medio de prisión, por un delito de homicidio consumado con la agravante de abuso de superioridad y al pago de una multa de 1.080 euros por un delito leve de hurto, mientras que, en concepto de responsabilidad civil, deberá indemnizar con 24.000 euros al hermano de la víctima, que era viuda y no tenía hijos.

El jurado declaró probado que el acusado tenía 45 años, en el momento de los hechos y era de complexión fuerte, ya que practicaba boxeo y kárate, mientras que la dueña de la finca, con la que mantenía “una buena relación”, tenía 71 años, medía entre 1,55 y 1,60 centímetros y era de complexión delgada, lo que “facilitó al acusado causarle la muerte por asfixia ante la diferencia de edad y complexión física”

Tanto el titular como el contenido de esta noticia, están extraídos de la nota de prensa publicada en la web oficial del Consejo General del Poder Judicial y puedes acceder a su contenido completo clickeando con el ratón AQUI

Share