Camino de Santiago 2019, Vía de la Plata, Alcuéscar (Cáceres), Casas de Don Antonio (Cáceres), Aldea del Cano (Cáceres), Valdesalor (Cáceres)

Si en la última jornada peregrina del primero de mayo entre la capital extremeña y el Cruce de las Herrerías en Alcuéscar (Cáceres), la sorpresa de la etapa me la llevé al  comienzo justo antes de abandonar el término municipal de Mérida, con el espectacular amanecer que pude contemplar mientras atravesaba la Presa Romana de Proserpina, donde el embalse hacía de cómplice espejo de un cielo rojizo y brillante, en medio del jolgorio ambiental producido por las aves que despertaban de una cálida noche primaveral, la caminata del jueves dos de mayo, me reservó para el final, un feliz e inesperado reencuentro en la pequeña población cacereña de Valdesalor que contaré mas adelante.

Siguiendo con la rutina del día anterior, madrugué para evitar los calores del camino, que prácticamente recorrí por el “Cordel de Mérida”, durante toda la etapa, pues tal y como me comentó el gerente del Hostal Los Olivos, donde pernoté, ese sendero era el original del Camino de Santiago por Extremadura, y que solo el interés de “algunos” para que el citado camino, pasara por el núcleo urbano de Alcuéscar, habían provocado el desvío de los peregrinos.

Como decía caminando por el Cordel de Mérida, cerca de la primera localidad de la etapa, Casas de Don Antonio, se fusionaban el sendero que yo recorría con el camino que venía de Alcuéscar, dando en mi opinión la razón al gerente del hostal, pues hasta Valdesalor, todas las indicaciones marcaban como ruta obligada la del citado Cordel.

Tanto en Casas de Don Antonio como en Aldea del Cano, me paré para tomar al menos un refrigerio y conocer un poco la localidad, siendo la primera de ellas la que me tomó mas tiempo, pues casualmente la Iglesia Nuestra Señora de la Asunción estaba circunstancialmente abierta y la persona que estaba procediendo a cerrar las puertas de la parroquia, me permitió entrar y verla de forma rápida. En la segunda población la visita fue tan fugaz que apenas entré en el núcleo urbano, pues el hogar del pensionista que se encontraba junto al albergue a la entrada del municipio, fue mi refugio durante una media hora, tiempo suficiente para descansar, cargar la batería del móvil y tomar un refrigerio.

El Cordel de Mérida, por el que peregriné toda la jornada, me resultó ameno y entretenido, con varios puentes de piedra y algunos lugares de descanso, unos incluso con templetes que daban sombras y otros simplemente con una mesa y bancos de piedra a la sombra de algún árbol. Por destacar algún detalle, referir que el aeródromo La Cervera, unos seis o siete kilómetros antes de llegar al final de la etapa y que aparentemente parece estar abandonado, hay que atravesarlo con precaución, pues justo cuando me disponía a cruzarlo surgió por mi izquierda una pequeña avioneta que estaba despegando, sin que yo observara ninguna señal ni aviso, por lo que desconozco que si fue algo casual o el aeródromo está operativo de alguna manera.

Al mediodía cuando llegué a Valdesalor (Cáceres), mis sensaciones eran de cierta preocupación y desasosiego, pues aunque mi intención era poder llegar y pernoctar en Cáceres, la celebración de un festival musical en la capital cacereña, acabó con las plazas hoteleras de la comarca obligándome por primera vez a tener que recurrir a un albergue para descansar.

Como decía al principio, en este final de etapa estaba la sorpresa que me deparaba el Camino de Santiago 2019, pues gracias al infortunio de no poder encontrar habitación libre para descansar en Cáceres, pude reencontrarme con mi viejo compañero de Infantería de Marina, Manuel Alonso Maya, que desde Mérida estaba haciendo el tramo de la Vía de la Plata hasta Salamanca, lo que sin duda me provocó una enorme alegría que se vio aumentada en los días siguientes con la incorporación de otros dos amigos de los que ya os daré mas datos en futuros relatos de mis etapas del Camino de Santiago 2019.

En definitiva una gran etapa que comencé en solitario, algo preocupado por la incertidumbre del alojamiento y que me deparó el agradable reencuentro con mi viejo amigo Manolo, con el que felizmente continué las etapas siguientes hasta Salamanca.

Enlaces de interés en las localidades de la etapa:

  • Alcuéscar (Cáceres)

Ayuntamiento de Alcuéscar (Cáceres)

Alcuéscar (Cáceres), en Wikipedia

Líneas Extremeñas de Autobuses (LEDA) – Parada en Cruce de las Herrerías

  • Casas de Don Antonio (Cáceres)

Ayuntamiento de Casas de Don Antonio (Cáceres)

Casas de Don Antonio (Cáceres), en Wikipedia

Líneas Extremeñas de Autobuses (LEDA)

  • Aldea del Cano (Cáceres)

Ayuntamiento de Aldea del Cano (Cáceres)

Aldea del Cano (Cáceres), en Wikipedia

Líneas Extremeñas de Autobuses (LEDA)

  • Valdesalor (Cáceres)

Ayuntamiento de Valdesalor (Cáceres)

Valdesalor (Cáceres), en Wikipedia

Líneas Extremeñas de Autobuses (LEDA)

Mi descripción geográfica de la etapa en Wikiloc:

Powered by Wikiloc

Video resumen de la etapa entre Alcuéscar (Cáceres), Casas de Don Antonio (Cáceres), Aldea del Cano (Cáceres) y Valdesalor (Cáceres):

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies